Seguridad, respeto y dignidad para todos, en el trabajo y allende

El Director General de la OIT, Guy Ryder, pidió poner fin a la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género, que según afirmó “es un factor causante de violencia y acoso en el mundo del trabajo”.

La OIT se suma al llamamiento de la comunidad internacional con ocasión del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia. Unidos bajo el lema de la Alianza por la solidaridad , destacamos la importancia de los derechos humanos para todos, independientemente de la orientación sexual, la identidad o la expresión de género reales o percibidas.

La discriminación contra las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI) no solo les hiere a ellas, sino también a familias, empresas y países enteros. En la Constitución de la OIT se afirma que todos los seres humanos “tienen derecho a perseguir su bienestar material y su desarrollo espiritual en condiciones de libertad y dignidad, de seguridad económica y en igualdad de oportunidades”. Cada uno de nosotros ha de contribuir a lograr que esa aspiración se haga realidad para todos los trabajadores, cualesquiera sean sus características sexuales, su orientación sexual, su identidad o su expresión de género.

Un importante obstáculo que hay que derribar es la violencia y el acoso en el mundo del trabajo. La magnitud de este desafío exige una amplia alianza entre todas las partes interesadas con la firme determinación de trabajar juntas para poner fin al acoso sexual y otras formas de violencia en el mundo del trabajo, en particular contra las personas LGBTI, quienes sufren sus efectos de manera desproporcionada. Se ha determinado que la discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género es un factor causante de violencia y acoso en el mundo del trabajo.

Con objeto de poner fin a la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, los mandantes de la OIT —a saber, los gobiernos y las organizaciones de empleadores y de trabajadores— han iniciado un proceso que podría dar lugar a la primera norma o normas internacionales del trabajo sobre la violencia y el acoso en el mundo del trabajo de aquí a 2019, año en que la OIT conmemorará su centenario.

Como trabajadores, no podemos despojarnos de nuestra identidad en el entorno laboral. Venimos a trabajar con nuestro “auténtico ser” y esa “autenticidad” debe ser aceptada y respetada en el lugar de trabajo. Con objeto de promover la diversidad y la inclusión, la OIT puso en marcha el año pasado una campaña, denominada #LGBTIallies@ILO, en su propio lugar de trabajo. Este año, sumamos nuestros esfuerzos a los del resto de la comunidad internacional para promover una alianza por la solidaridad que asegure la protección, el respeto y la dignidad de todos.

Sigamos construyendo alianzas estratégicas a fin de generar el impulso necesario para poner fin a la homofobia, la transfobia y la bifobia en el mundo del trabajo y en los demás ámbitos.

Fuente: http://www.ilo.org/

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.